FANDOM


Por estar en el lugar equivocado en el peor momento, Kurita ha sido acusado por un grupo de tenderos en el centro comercial de arruinar sus decoraciones para un festival. Sabiendo que los Devil Bats serán descalificados del Christmas Bowl si uno de sus miembros tiene que afrontar acciones disciplinarias, Kurita decide dejar el equipo. El resto de los Devil Bats se lanzan en busca de los verdaderos culpables para hacerlos confesar y que Kurita no tenga que abandonar el equipo. Con ayuda de dos turistas americanas quienes estaban siendo acosadas por los verdaderos perpetradores la noche del desastre, logran limpiar el nombre de Kurita. Al final del episodio, se ve por un programa de televisión que sobre la Estatua de la Libertad hay una bandera que informa al público sobre el reclutamiento de los Devil Bats. El equipo se da cuenta entonces que Hiruma fue quien convenció a las chicas de volver a Japón desde Nueva York para testificar por Kurita.