FANDOM


En el último tramo de la Marcha de la Muerte, el camión de los Devil Bats se queda atascado en un pantano; con todos empujando como equipo, Deimon logra superar el último obstáculo, y completan exitosamente el entrenamiento. A su llegada a Las Vegas, Doburoku pone a prueba a Sena para ver si su movimiento está completo. Sena logra pasar a Doburoku con su nuevo movimiento Devil Bat Ghost, y Doburoku se da cuenta del potencial ilimitado de Sena. En el hotel, todos se toman un merecido descanso en preparación para el viaje de regreso a casa. Al día siguiente, Hiruma vende el camión de Doburoku y le dice que vaya al casino y que lo apueste todo en la ruleta 21 al número 21 rojo. Con esto logran pagar las deudas de Doburoku y regresan a Japón todos juntos.